Alpina Emile Escalé

Una idea que mata sin móvil aparente

Émile Escalé, primer cliente de Aqualift

Conocí a Jean-Noël Morand, fundador de Aqualift, en 1996 en la Feria de París, donde él exponía un fondo móvil muy pesado y rudimentario inspirado en las mesas elevadoras, y, como especialista en mecánica aeronáutica, le planteé mis reservas sobre el diseño. Apasionado de la aviación, se mostró tan receptivo que a partir de entonces nos vimos una noche a la semana, durante un año. En aquel período realizamos varios proyectos de fondos móviles con cables exteriores al vaso de la piscina, accionados por motores eléctricos, mecanismos de tornillos sin fin o gatos hidráulicos... hasta el día en que Jean-Noël, en el curso de uno de sus encuentros con especialistas de ingeniería naval, se dio cuenta de que un gato elevador puede sumergirse sin problema. Así pues, integramos el «motor» en la estructura del fondo móvil: había nacido el principio de Aqualift (actualmente patentado)... El primer prototipo lo construimos en mi casa y a día de hoy aún funciona a la perfección.
Qualité Fédération des Professionnels de la Piscine
© AQUALIFT S.A.R.L. Menciones legales | Créditos